Para tener agua de buena calidad y para preservar sus electrodomésticos, necesita un ablandador de agua. Si este dispositivo está dedicado a reducir aún más la dureza del agua, su principio de funcionamiento es bastante simple. Es un dispositivo que ablanda el agua eliminando eficientemente los elementos responsables de su dureza, en particular los iones de calcio y magnesio. Son los iones los que fomentan la formación de la escala en varias instalaciones. A través de un proceso físico-químico, el ablandador elimina estos iones y transforma el agua en agua potable e higiénica. A lo largo de los años, los dispositivos de tratamiento de agua han evolucionado mucho en función de las nuevas tecnologías. Para ello, cada ablandador tiene su propio modo de funcionamiento. Hoy en día, las dos categorías más comunes son los ablandadores de agua salada y los ablandadores de resina.