Si decides colocarlo en el dormitorio, presta atención a su volumen. La norma no impone un nivel máximo de sonido, pero el fabricante debe indicarlo en las instrucciones. El promedio del mercado es de alrededor de 50 dB pero algunas marcas han desarrollado productos mucho más silenciosos, como la nueva gama de Rowenta: “La gama Turbo Silencio Extremo alcanza un volumen de sonido de 35 dB(A), que es más suave que una corriente fluida. Casi inaudible, es ideal para usar en el dormitorio”.